Su cuerpo necesita grasas saturadas

Libro de Recetas con Crisco

Hace ahora algo más de 100 años, un científico alemán le escribió una carta a una compañía norteamericana que fabricaba jabón entre otras cosas, y al hacerlo cambió súbitamente la manera en la que el mundo occidental cocinaba su comida. La compañía productora de jabón, Procter & Gamble, compró la idea del científico, y así fue como nació Crisco.En ese momento de la historia, las personas  utilizaban grasas de origen animal en forma de manteca o mantequilla para  cocinar. Y aunque Crisco fue formulado para parecerse a la manteca y ser  cocinado como manteca, en realidad no tenía nada que ver con esta. El resto de  la historia, como se relata en The Atlantic, es un éxito absoluto del marketing y la publicidad por encima de la realidad. Para hacer la historia corta, debido a que las afirmaciones que se hacían en  la publicidad en aquel entonces no estaban tan reguladas como hoy día, Procter & Gamble afirmaban que su producto con base vegetal (conocido actualmente como aceite vegetal hidrogenado) era más saludable que las grasas de origen animal, ¡y los consumidores lo creyeron!