El Aceite de Coco, el Elixir de la Vida

El Aceite de Coco, el Elixir de la Vida

Portada del libro El Aceite de Coco, el Elixir de la Vida

Se acaba de publicar el libro electrónico El Aceite de Coco, el Elixir de la Vida, un completo manual en el que se repasan los principales usos y beneficios del Aceite de Coco Virgen. El libro electrónico está disponible para descargarse en PC, Tablet, Smartphone, o libro electrónico en las siguientes webs de Amazon, pero se puede acceder a cualquiera desde cualquier país:

Si prefiere una copia impresa del libro, puede conseguirla aquí.

El libro, escrito por Carlos Abehsera, autor del éxito de ventas Adelgazar sin Milagros, además de recopilar toda la información acerca del Aceite de Coco Virgen, nos cuenta su experiencia personal de varios años usando este producto. En sus páginas, el autor nos explica como decidió añadir Aceite de Coco a su dieta y a la de su familia y cómo ha utilizado el Aceite de Coco para luchar contra la obesidad, la dermatitis y otros problemas de salud.

En su clásico estilo personal, nos relata como usó el Aceite de Coco para eliminar los problemas en la piel de uno de sus hijos y como compaginó en su alimentación el Aceite de Coco Virgen con el Aceite de Oliva.

Si quiere tener siempre disponible esta información en formato electrónico para llevar en su PC, su Tablet, su teléfono o su libro electrónico, no dude en descargarse el libro hoy mismo.

El Aceite de Coco y la Dermatitis

Eczema y Dermatitis Atópica

Eczema y Dermatitis Atópica

El Eczema es un conjunto de afecciones dermatológicas (de la piel), caracterizadas por presentar lesiones inflamatorias diversas tales como: eritema, vesículas, pápulas y exudación. En este artículo veremos como puede ayudarle el Aceite de Coco en el tratamiento de estas afecciones.

El Eczema es un tipo de dermatitis (palabra que significa inflamación de la piel) que brota una y otra vez. Normalmente se empieza a manifestar en la niñez y es habitual que lo sufran familias completas, pues es hereditario. La severidad y duración de los brotes varía de persona a persona e incluso en la misma persona se manifiesta de distinta forma según la temporada. Se calcula que afecta a unos 15 millones de personas sólo en Estados Unidos, incluyendo un 10-20% de niños.

Existen varios tipos de Eczema. Estos son los más habituales:

  • Dermatitis Atópica: El tipo de Eczema más severo y crónico. Esta enfermedad causa picor e inflamación de la piel. Casi siempre comienza en la niñez.
  • Dermatitis de Contacto: La dermatitis de contacto es el nombre que se le da a cualquier inflamación de la piel que se produce cuando la superficie de la piel entra en contacto con una sustancia que se origina fuera del cuerpo.  Suele venir acompañada de picores.
  • Eczema Dishidrótico: Es un tipo de Eczema que presenta ampollas. Es más común en las mujeres, hasta el doble de casos. Se limita a las palmas de las manos, los dedos y las plantas de los pies. Pueden aparecer parches de piel resquebrajada que pican y se desescaman constantemente o que se vuelven rojos y duelen con intensidad.
  • Eczema Numular: Más común en los hombres, este tipo produce parches de piel seca en los meses de verano. Puede afectar cualquier parte del cuerpo, particularmente las zonas bajas de las piernas. Uno o varios parches aparecen y persisten durante semanas o meses.
  • Dermatitis Seborreica: La dermatitis seborreica es una enfermedad inflamatoria común de la piel caracterizada por lesiones escamosas generalmente en el cuero cabelludo y la cara

¿Cuáles son los síntomas del Eczema?

  • La piel tiene apariencia seca y habitualmente se pela
  • Algunas áreas de la piel se enrojecen e inflaman. Algunas zonas comunes son las palmas de las manos, los codos y muñecas, la parte de atrás de las rodillas y las zonas colindantes al cuello.
  • La piel inflamada pica. Cuanto más la rascas, más pica.
  • En ocasiones, la zonas inflamadas presentan ampollas.

¿Qué causa el Eczema?

Ciertos genes hacen que algunas personas tengan una piel más sensible. Se cree que un sistema inmunológico muy activo puede ser un factor probable. También se cree que un defecto en la barrera de la piel puede contribuir al Eczema. Este defecto permite que la humedad se pierda y los gérmenes penetren en la piel. Usar productos no naturales en la piel puede contribuir a abrir estos defectos en la piel y producir eczema dado que rompen la barrera natural de la piel.

Los factores que desencadenan el Eczema son:

  • Alergias alimenticias
  • Contacto con sustancias irritantes
  • Alergénicos medioambientales
  • Cambios hormonales
  • Mala salud intestinal
  • Enfermedades Autoinmunes
  • Calor y sudoración
  • Frío y climas secos, condiciones de viento
  • Sequedad de la piel
  • Ácaros del Polvo

Algunos médicos son rápidos al recetar cremas cargadas con barreras químicas o incluso esteroides y cortisonas. Aunque estos productos ofrecen cierto alivio momentáneo, normalmente perpetúan el ciclo de aparición/desaparición del Eczema. En nuestra experiencia, cuanto más natural es el tratamiento mayor tiempo pasa entre los brotes o estos llegan incluso a desaparecer, como veremos a continuación, usando Aceite de Coco.

De acuerdo con la Asociación Norteamericana del Eczema, los mejores hidratantes para los brotes son los de base grasa y no acuosa. El Aceite de Coco es claramente un candidato perfecto para desempeñar bien este trabajo dado que contiene menos agua que las cremas comerciales y definitivamente tiene una base grasa. Aunque el Aceite de Coco no tiene una alta concentración de agua, su capacidad para retener la humedad es lo que le confiere la capacidad de restaurar la piel seca y escamosa, manteniéndola hidratada y sana.

Adentrándonos en el terreno meramente científico, en una flora dérmica sana, las lipasas son enzimas que digieren el sebo (aceites corporales) en ácidos grasos. Esto acidifica la piel previniendo que las bacterias penetren, algo que es muy importante si existen grietas en la piel. El Aceite de Coco eliminas las bacterias de la piel al convertirse en ácidos grasos que producen una barrera ácida en la piel haciendo esta inhóspita para la supervivencia de las bacterias. No nos olvidemos tampoco que los ácidos grasos de cadena media presentes en el Aceite de Coco poseen propiedades antibacterianas, antivíricas y fungicidas. Esto se traduce en el Aceite de Coco proporcionando una protección adicional contra los microbios responsables del Eczema.

¿Cómo podemos usar el Aceite de Coco para combatir el Eczema?

Consúmalo!

La curación es un camino de doble dirección, desde dentro hacia fuera y desde fuera hacia dentro. De manera que para promover la salud desde el interior hay que consumir Aceite de Coco de manera diaria. Las madres que estén amamantando a sus bebés con Eczema pueden tomar también Aceite de Coco para incrementar las propiedades saludables de su leche, pasando estos beneficios a sus bebés.

Únteselo!

Si, únteselo sin miedo en la piel en cualquier cantidad que considere necesaria y tan a menudo como quiera. Para eczema en las manos, pruebe a ponerse unos guantes de algodón después de aplicarse el Aceite de Coco. Estos guantes protegerán sus manos y permitirán al Aceite de Coco prolongar su efecto.

Báñese en él!

Si, ha leído bien, métase en la bañera y añada Aceite de Coco al agua. Llene la bañera con agua templada (no caliente, el Eczema no se lleva bien con el agua caliente!) y añada 200ml de aceite de coco. Mueva suavemente el agua hasta conseguir que el Aceite de Coco se mezcle en el agua… tanto como el aceite puede mezclarse con el agua, que no es mucho. Métase en el baño y quédese ahí durante 30 minutos (tenga cuidado después al levantarse). Los poros de la piel se abrirán permitiendo que las moléculas de Aceite de Coco penetren y limpien en profundidad. Después de escurrirse, séquese con normalidad con una toalla. Este método es perfecto si el Eczema se produce en zonas de difícil acceso como la espalda.

En nuestra experiencia, sobre todo en niños, aplicar Aceite de Coco Virgen 3 veces al día en la zona afectada elimina por completo el eczema durante meses, años, o incluso de manera permanente, mucho más rápido que las cremas con cortisona y definitivamente de una manera más duradera.

 

Piel sana con Aceite de Coco

Piel Sana con Aceite de Coco

Piel Sana con Aceite de Coco

El Aceite de Coco, por su composición y magníficas propiedades, tiene multitud de aplicaciones cosméticas y relajantes. Algunas de sus propiedades como la antimicrobial son utilizadas ampliamente por la cosmetología en general. Sus propiedades son tantas y tan variadas que la industria cosmética lo utiliza, entre otras cosas, como antiséptico que previene infecciones. Además sus ácidos grasos de cadena media colaboran a restablecer el equilibrio del PH de la piel.El Aceite de Coco contiene ácido laurico, uno de los componentes de la leche materna, que según se ha comprobado en estudios científicos, aporta a la piel protección, suavidad y juventud, gracias a su acción reestructurante. El Aceite de Coco se absorbe por la piel de tal manera que al mismo tiempo suaviza las distintas capas dérmicas y deja la piel no solo limpia, sino también más perfecta en sus aspectos externos.

 

El Aceite de Coco también se utiliza como humectante y en esos casos además actúa como una capa protectora, ayudando a retener la humedad en la piel. También actúa como aceite suave y sedoso muy recomendado para piel irritada e inflamada y también se recomienda para aquellos con piel sensible. En la cosmética moderna el Aceite de Coco es sin lugar a dudas uno de los agentes más usados para la producción de burbujas en los jabones y para distintas aplicaciones cosméticas: elaboración de excelentes acondicionadores para el cabello, lociones bronceadoras, ungüentos para labios, y cremas hidratantes, entre otros, aportando también aroma y textura.

[important]Si lo utilizamos como aceite base para masajes, el Aceite de Coco actúa como relajante mental y físico. Para las mujeres con síntomas de menopausia, puede resultar de alivio realizar un buen masaje con este aceite.[/important]

En las capas externas de la piel, el Aceite de Coco cumple además otras funciones. Su capacidad anti-inflamatoria y anti-microbiana hacen del Aceite de Coco el aceite indicado para aquellas personas que tienen problemas de piel como psoriasis o dermatítis atópica. En estos casos, los pacientes pueden aplicar Aceite de Coco en su piel con la total seguridad de que no afectará su condición y, en una gran parte de los casos, ayudará a reducirla. Esa misma capacidad antimicrobiana es la que hace que el Aceite de Coco sea muy indicado en otros casos como hongos diversos en los pies o el propio pie de atleta.

 

Masajes con Aceite de Coco

Masajes con Aceite de Coco

En general, el Aceite de Coco rejuvenece su piel, lo protege contra el daño causado por los radicales libres y puede proteger su piel de manchas, signos de envejecimiento o de la exposición excesiva al sol.  El aceite de coco ayuda a mantener los tejidos conectivos de la piel fuertes y flexibles, ayudando a crear una apariencia joven y notablemente suave, al remover la capa externa de células muertas de la piel.  Incluso puede penetrar las capas más profundas de la piel y fortalecer los tejidos subyacentes.Otra de las características del Aceite de Coco es su alta resistencia a la oxidación. Si bien es cierto que existen otros aceites muy adecuados para aplicar en la piel, no es menos cierto que la mayoría de estos aceites se vuelven rancios con mucha facilidad debido a la oxidación. El proceso de oxidación no solo vuelve rancio a los aceites, sino que además destruye muchas de sus propiedades e incluso, cuando es debido a la temperatura, produce cantidad de radicales libres que atacan las membranas celulares. Por eso, utilizar Aceite de Coco para la piel nos garantiza un producto siempre fresco que no se oxida ni se vuelve rancio. Esto es algo que podemos comprobar con facilidad. Si observamos un envase de Aceite de Coco años después de haberlo abierto, comprobaremos que su olor, color y sabor permanecen inalterados. No hace falta refrigeración para mantener fresco el aceite de coco. Se trata simplemente de un aceite muy resistente que dura años sin necesidad de cuidado especial e inclusive se utiliza para freír en esas condicioes por tener un sabor muy agradable.

Estas mismas propiedades son transmitidas a los productos que se crean con Aceite de Coco siempre y cuando estos productos se fabriquen de manera tradicional y sin hidrogenar las grasas presentes en el Aceite de Coco.